Escopetas de caza

Escopetas de cazaLa escopeta o escopetas de caza es un arma larga,

ligera, que se sostiene con el hombro y esta diseñada para descargar varios proyectiles, conocidos como perdigones, por disparo. Son usualmente utilizadas en la caza menor, como caza de conejo, perdices y particularmente de aves. También son utilizadas en la caza mayor pero estas se cargan con una única posta cónica y con perdigones de mayor tamaño.

Al lanzar varios proyectiles juntos la probabilidad de acertar a distancias cortas es elevada y su impacto muy poderoso. Esta “nube” de proyectiles que sale de la escopeta se va dispersando a medida que avanza aumentando el número de blancos que podemos alcanzar. En un tiro corto se pueden acertar dos blancos si estos están juntos, a 15 metros ya es posible alcanzar a dos que estén separados y a 35 metros a 3.

A más de 50 metros pierde eficacia. No alcanzaron popularidad sino hasta finales del siglo XVIII y la mayoría contaba con un solo cañón. Luego los avances fueron permitiendo una menor longitud, menos peso y la fabricación de dos cañones. En el siglo XIX se redujo la boca del cañón, esto mantiene los perdigones más juntos y las hacemos efectivas para distancias largas. Para finales del siglo XIX ya aparecen las escopetas de repetición de un solo cañón que hoy son las más comercializadas.

La caza con ballesta

Calibres

El calibre en las escopetas de caza, al contrario que la mayoría de las armas, no se mide en milímetros o centésimas/milésimas de pulgada. Se utiliza en cambio un sistema de pesos que representa cuantos cartuchos se pueden hacer a partir de una libra de plomo. Por lo tanto cuanto más chico el número mayor es el calibre. El más común para la caza es el 12. Los calibres más comunes de las escopetas son: 12, 16, 20, 24, 28, 32 llamado el 14, 36 llamado el 12 o flober chico y antiguamente existió el calibre 40.

Tipos

De corredera: También conocido como de acción de bombeo o de trombón. Tienen un solo cañón y una capacidad de 5 cartuchos más 1 en la recamara pero las hay hasta de 9 más 1. El sistema de carga es de repetición manual desplazando el guardamanos cada vez que disparamos. Cuentan con la capacidad de cambiar sus cañones por otros de diferentes longitudes.

Semiautomáticas: Se recargan utilizando la propia fuerza del retroceso producido por el disparo. Su capacidad es de 2 cartuchos más 1 en la recamara y esto esta limitado por ley. Su precio no suele ser muy elevado y son muy fiables y versátiles, que se ve aumentada gracias a la posibilidad de usar chokes intercambiables en un mismo cañón y el cambio de cañones. Funcionan con dos tipos diferentes: por toma de gases o con cañón móvil con muelle de compensación.

Superpuestas: Tienen cañones superpuestos y soldados uno sobre el otro por lo que al disparar no se producen torsiones ni desplazamientos en los cierres. Son muy prácticos, seguros y elegantes. Están compuestos por la culata, guardamanos y cañones que suelen ser de unos 70 cm. Pueden estar hechos de acero o aleaciones de vanadio y molibdeno, cromo o níquel. Son los más usados en competiciones.

Yuxtapuestas: Esta es la escopeta de caza más clásica pero de las más caras, ya que suelen ser fabricadas artesanalmente. Tiene dos cañones dispuestos horizontalmente, uno al lado del otro por lo que se la conoce como paralela.

Monotiro: Se utiliza generalmente por cazadores aficionados que recién se inician en el mundo de la caza. Poseen un solo cañón y deben ser recargadas manualmente cada vez que se disparan.