Diseñar jardines
   
 

Diseñar jardines

Diseñar jardinesEl jardín puede ser el sitio idóneo para invitar a sus amigos a cenar o sencillamente para descansar y relajarse en sus ratos libres. Decórelo con muchas plantas, macetas de flores, muebles de exterior y un toldo o techo de madera que le brinde sombra, hay muchas maneras para diseñar jardines. Cuando el terreno de la propiedad lo permite, existe generalmente al fondo de la casa un espacio libre que se aprovecha como jardín.

En este patio trasero suele desarrollarse una intensa actividad familiar, pues es el lugar ideal para que los niños jueguen libremente, o se reciban amigos en un cálido día de verano a disfrutar de una parilla o a compartir un desayuno bajo el tibio sol mañanero. Aunque a esta parte de la casa no se le da importancia arquitectónica que se le da al frente de la misma, sí es necesario analizar como dar al jardín, una estética y funcionalidad adecuadas.

Para diseñar jardines es importante tener en cuenta factores con respecto a la funcionalidad del mismo, como por ejemplo los tipos de actividades que se van a desarrollar allí, la composición y edades de los miembros de la familia, las inclinaciones deportivas, etc. De esta manera habrá de buscarse un lugar donde todos se sientan cómodos y cada uno encuentre el rincón predilecto para estar a gusto. Los niños en su juego y pasatiempos retozando a sus anchas sobre el césped, y los adultos, con sus sillones cómodos e informales para el descanso y plantas para desarrollar sus dotes jardineras.

Aprende como diseñar jardines

Es conveniente tener un zona media entre la sombra de los interiores i la luz directa. Para ello se puede incorporar al patio un techado abierto y de madera que permite establecer una protección contra el sol directo, sobre todo si se propicia el crecimiento de alguna planta trepadora, que se establezca entre la tirantería de madera. De esta manera se logrará un sector sumamente agradable, fresco, protegido y a la vez luminoso.

Cuando el jardín es amplio y la construcción lo permite, resulta una buena idea diseñar jardines con pérgolas o recovas incorporando elementos rústicos que formen un pequeño patio con plantas y flores pero que a su vez se incorpore naturalmente al carácter general del lugar. De esta manera, se tiene la impresión de estar en un lugar intermedio entre el jardín y la casa, algo íntimo y personal. Cuando el jardín es pequeño, y se le quiere dar un aspecto elegante y sobrio, un pequeño toldo sobre la puerta de salida constituye un bonito detalle, establece un área de sombra intermedia y se integra totalmente al espíritu del lugar, sobre todo si se le acompaña con grandes macetones, flores y plantas de fuerte contraste cromático. Un discreto camino de listones de madera pone un toque informal al lugar.